Cómo saber si me están cobrando bien la luz y si alguien te la está robando

Cómo saber si me están cobrando bien la luz (y si alguien te la está robando)

La luz es un servicio básico que se ha vuelto indispensable, pero también tiende a elevar los gastos si no cuidamos nuestros hábitos… o no nos ponemos vivos. Te decimos cómo saber si me están cobrando bien la luz (y si alguien te la está robando).

 

Si eres una persona organizada, cada quincena separas lo necesario para cubrir con tus gastos fijos y cumplir con los pagos puntuales, entre los que se encuentran el recibo de la luz, pero ¿qué pasa cuando este supera lo que normalmente pagas?

 

¿Cómo saber si me están cobrando bien la luz?

Para saber si la lectura de la luz y, en consecuencia, el cobro, es correcto, lo primero que debes hacer, es llevar un monitoreo de tu consumo y de esa forma confirmar que es el mismo que se refleja en tu recibo.

 

Sin duda, no es raro que el cobro de la luz varíe de un periodo a otro, ya sea porque estuviste trabajando en casa, llegó Navidad con las luces del arbolito u otras razones, mas, un aumento repentino en la tarifa, puede encender nuestras alarmas.

 

Para esto, siempre es buena idea respaldarte con una foto de tu medidor de luz en la fecha de corte, para confirmar que la lectura está siendo bien realizada y, por lo tanto, no te están cobrando de más.

 

¿Cómo leer un medidor de luz?

La Comisión Federal de Electricidad, explica que existen dos tipos de wattorímetros o medidores, que son el equipo empleado para medir la energía eléctrica. Estos se clasifican en electromecánicos y electrónicos. Para realizar tu monitoreo, toma en cuenta lo siguiente:

 

¿Cómo leer un medidor electromecánico?

Un medidor electromecánico es el que tiene una especie de brújulas. Para tomar la lectura, debes iniciar con la primera manecilla del extremo derecho y continuar con la que está a su izquierda y así sucesivamente. Ojo, aunque se toma de derecha a izquierda, se interpreta de izquierda a derecha.

 

El truco es tener en cuenta que, si la manecilla está entre dos números, debes considerar el menor, excepto si se encuentra entre el 9 y el 0, en ese caso, considera el 9.

 

¿Cómo leer un medidor digital?

Los medidores digitales te dan una cifra como tal, toma en cuenta todos los dígitos y las siglas kWh o kilowatt hora.

 

Una vez que tienes este número, debes obtener la que aparecerá en tu recibo. Para esto, debes restar a la cifra actual, la lectura anterior, es decir, la de tu recibo anterior. Con esto obtendrás el total de este periodo.

 

Sin embargo, considera que el precio aplicado por cada kWh, depende de los rangos de consumo de tu tarifa de luz. Eso sí, ahora puedes confirmar que la lectura es correcta y no te cobren kWh de más.

 

Cuando las cifras no coinciden, lo mejor es acudir a la compañía con una foto de tu medidor donde se vea su número, para hacer el ajuste.

 

¿Por qué mi recibo de luz es más alto?

Si confirmas que la lectura de tu medidor es correcta, pero esta se elevó bastante de lo que normalmente gastas o estás pagando mucho dinero, es importante tener en cuenta algunos puntos que podrían provocarlo.

 

Lo primero, es descartar “fugas de luz”. En ese sentido, expertos electricistas, señalan que un mal funcionamiento de los aparatos electrónicos o la misma red de electricidad, en ocasiones causadas por las tormentas eléctricas, pueden llevar a este incremento en el consumo eléctrico.

 

Para prevenirlo, revisa tus aparatos eléctricos para verificar que no tengan alguna falla después de un apagón; repara esos focos que se apagan y se encienden, y no olvides desconectar todos los aparatos y extensiones que no uses.

 

Finalmente, si esto no ayuda, llama a un electricista para que revise la instalación eléctrica y verifique que no haya una falla que esté “jalando” una mayor cantidad de energía, esto también evitará un accidente.

 

Por otro lado, algo a lo que pocas veces ponemos atención, es al subsidio federal. Checa tu recibo de luz y encontrarás que al final del apartado Costos de la Energía en el Mercado Eléctrico Mayorista, viene el apoyo gubernamental.

 

Gracias a este apoyo, los usuarios residenciales pagamos menos del costo real de la luz, representando entre el 50 y 90 por ciento del costo real, según la zona y consumo. Entre menor sea tu consumo, mayor será el subsidio.

 

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta algo: al pasar ciertos kWh (límite que depende de la clasificación de tu tarifa doméstica, la cual puedes revisar en tu recibo de luz), este subsidio de la CFE se elimina.

 

De superar este límite, pasarás a la tarifa residencial de alto consumo o DAC y pagarás casi el doble en tu recibo. El riesgo es que, si no reduces tu consumo durante un año, la tarifa quedará permanente.

 

Sin embargo, la CFE explica que, si mantienes el consumo mensual promedio inferior al límite de alto consumo para tu localidad, se aplicará la tarifa de servicio doméstico correspondiente. Es decir, deberás bajar tu consumo de electricidad.

 

¿Cómo saber si me están robando la luz?

Aunque parezca increíble, sí es posible que un vecino te robe la luz y de ahí vengan los cambios en tu recibo. La primera señal son los altos cobros en tu recibo de luz, pero existen otras señales que debes tener en cuenta.

 

Por ejemplo, revisar tu medidor e identificar que a su alrededor no haya cableado o utensilios que no sean parte de este.

 

De confirmar el robo de luz, es posible entablar una denuncia ante la CFE, pues se trata de un delito.

 

Ahora ya estás armada para saber si te están cobrando bien la luz, recuerda revisar cada periodo tu recibo y, sobre todo, cuidar tu consumo de electricidad. No sólo ayudas a tu bolsillo, sino al planeta.