Gatito destinado a la eutanasia por su procedencia peruana.

Gatito destinado a la eutanasia por su procedencia peruana.

Selena Ali, una joven de 23 años, ganadora de un concurso de belleza en su natal Bélgica, se ha vuelto más famosa aún por tener a su cuidado un lindo gatito, de origen sudamericano, al cual las autoridades de su País querían practicarle la eutanasia injustamente.

A continuación sabrás todo sobre esta historia, que en medio del suspenso y del esfuerzo de muchos tuvo un final feliz. Selena se encontraba en el continente americano, específicamente en el Perú, realizando un voluntariado, en un albergue para niños ubicado en Cusco.

Pero el destino no quiera que su dedicación y cariño solo recayera en aquellos necesitados niños. Y es así como al frecuentar un café, que funciona también como refugio de gatos, conoce al hermoso Lee. Un gatito de tan solo dos meses de edad. Algo peculiar vio en aquel pequeño felino que decidió hacerlo su mascota, adoptandolo en el momento.

La joven, amante de los animales, como ciudadana ejemplar, se dirigió a la embajada de su país en Perú, con el fin de tramitar todos los permisos para poder adoptar oficialmente a el gatito Lee. Sin embargo, debido a la pandemia, por el virus covid-19, tuvo que abandonar para el mes de abril y de forma forzada, aquel país. Por lo que se comprometió en su embajada a terminar el esquema de vacunación (incluida la rabia) estando ya en Bélgica. Cosa que hizo de manera instantáneamente al llegar.

Días después de su aterrizaje, los Inspectores de la Agencia Federal para la seguridad Sanitaria (FASFC), sabiendo que Lee era de procedencia peruana, le informaron que tendría que llevar el gato ante su presencia para practicarle la eutanasia.

Pero, ¿Esto debido a qué?

Las autoridades federales alegaban que, Selena antes de que abandonara Perú, los papeles de adopción, todavía no estaban del todo agilizados. Además que, dicho país sudamericano está considerado “de alto riesgo para la rabia”.

Selena, previendo que las autoridades pudieran buscar a Lee en su casa (cosa que si hicieron), se marchó de ahí para dar tiempo y así poder salvar la vida del tierno felino. Es así como ella comienza una campaña por internet, denunciando lo que pretendía hacer la FASFC. Y le pide a su abogado, Anthony Godfroid, que apele la decisión de la eutanasia ante el Consejo de Estado.

Amigos, familiares y veterinarios apoyaron salvar la vida del gatito Lee. Ciertamente la Comunidad Europea, tiene normas muy fuertes para la seguridad de sus naciones pero Lee, no poseía rabia.

Incluso, uno de los veterinarios defensor de la causa del felino explicó que si tuviera la enfermedad, en 10 días ya hubiera muerto.

Es así como todas estas nobles personas, especialmente Selena y Lee, ganaron la batalla.

Las autoridades, le han dado dos opciones: se regresa el gatito a Perú o continúa en Bélgica durante la cuarentena, para luego hacerle todas las pruebas necesarias. Lo importante aquí es que negaron la eutanasia. ¡Lee seguirá con vida!